Juan Martín Querol Rodríguez

Lo reconozco, he esperado a escribir estas líneas hasta después del último partido. No quería despertar del sueño, una quimera improbable en donde “palman” todos tus rivales directos menos tú. La jornada perfecta.

Partido a las 14:00 en campo ajeno, otro más en poco tiempo, otra final. Miedos, dudas, ansiedad, y aun así, más de 200 incondicionales rugen en Balaídos, se acaban los calificativos para esta afición.

Ocho minutos, eso es lo que han tardado Diego López en irse por la banda derecha y hacer el pase de la muerte a Kluivert que ha cruzado al palo largo, 0-1. Partido abierto, ataques y contrataques, sin mucho peligro salvo un disparo del Celta. Descanso.

Segundo tiempo con los dos equipos buscando el gol, en donde los porteros han sido determinantes, hasta que otro (maldito) balón parado, ha supuesto el empate: 1-1. Los dos quieren ganar el partido, aprieta el Celta con un palo, Baraja mueve el banquillo y pone toda la artillería de que dispone, Hugo Duro y Marí … y en el min. 86, centro de Foulquier (si, leen bien) a un Marí q remata marcando los tiempos como mandan los cánones. 1-2. Otro chaval del filial al rescate, MVP del partido. ¡PATERNA VINCIT!

Decía Luis Aragonés que las ligas se decidían en los últimos diez partidos, y si, se que “El Sabio” lo decía para ganar La Liga, pero esa máxima también es aplicable a nuestra situación, y en estas lides el Valencia CF ha cosechado 10 puntos de los últimos 15 en liza… ¡LA VIDA!

Sólo Barcelona, Sevilla y Real Sociedad presentan mejores dígitos q nosotros. El domingo visita Mestalla el Madrid, allí estaremos, como siempre, con los nuestros, cabeza alta.

SOM EL VALENCIA.


 

En artículos anteriores...

Déjanos un comentario