El VCF huele a muerto. Un equipo en caída libre sin recursos ni ambición, sin plantilla, ni calidad ni un mínimo de inteligencia, sin planificación deportiva alguna y sin entrenador, sin respeto arbitral y ni siquiera una pizca de suerte. Un cóctel mortal de necesidad. Todo apunta a desastre, todo. No ya solo los resultados, sobre todo que el Granada, ojo, el Granada, dé cien veces mayor sensación de equipo que el VCF. Y el Elche, y el Eibar, y cualquier otro equipo por humilde que sea parece más equipo que este VCF. Un horror de equipo.

Para parar esta sangría ya no hace falta un partido de inflexión, hace falta un mercado de invierno de inflexión, un nuevo entrenador de inflexión y acertar como sea. El once titular de hoy era indigno e incomprensible. La plantilla da para poca cosa, pero hombre, para algo más sí, incluso con las bajas. Salir sabiendo que los que salen no dan la talla ni de lejos es extraño. El entrenador está loco o parece estar como una cabra. Vale que la plantilla es justa, pero hay jugadores que no pueden seguir jugando. Y no puedes sacar un equipo tan cogido con alfileres porque parece que lo haga a conciencia. Gracia debería ser despedido ya y traer a alguien con un par que sepa armar al equipo para ser al menos competitivos, si no brillantes. Y reforzar al equipo de verdad, aunque en invierno sea difícil. Si Meriton quiere mantener al VCF competitivo y en la categoría no hay más huevos que fichar y acertar. Y ojo, dentro de todo la primera parte fue digna y esperanzadora, sobre todo poor la anulación de un gol al Granada de esos raro que nos anulan a nosotros. Pero nada, ni así, este equipo no va, y lo peor es que no va a ir si no cambia algo drásticamente. Los que hay, muchos de ellos, no dan para más de lo que se ha visto. Gayá, Soler y algún otro le echan lo que hay que echarle, pero el resto no acompaña, algunos porque no pueden y otros, me temo, porque no quieren. Es inaudito. Pero o damos un volantazo fuerte o esto se hunde. Puto 2020, joder.


 

Jomi Lavarías

Si a lo jodidos que estamos (todos sabemos por qué y por quién) le añadimos futbolistas que no solo no aportan si no que restan, pues pasa lo que pasa. El coeficiente intelectual de algunos de ellos no llega al mínimo para ir por la calle y han lastrado el, hasta entonces, más o menos buen trabajo del equipo, con unas decisiones absolutamente equivocadas e infantiles.

Menos mal que tenemos un entrenador top que sabe y maneja la gestión deportiva y humana como nadie. Seguro que con su extraordinario trabajo, demostrado hoy una vez más, nos sacará del atolladero en que nos vemos sumidos. Yo para nada estoy preocupado. Confío en Gracia ciegamente, como debéis confiar todos. Como confía él en Jason, por ejemplo, que a pesar de no dar pie con bola (no solo hoy) el tío lo mantiene y lo mantiene y lo mantiene en el terreno de juego porque sabe que al final hará algo para y por el equipo. Lástima que hoy le han expulsado, pero fijo que si hubiera estado los 0 minutos en el campo habría marcado el gol de la victoria. Es que se veía venir.

15 de 48.

Amunt.


 

Peris

Una bogeria de partit on s’ha viscut totes les fases de l’aficionat, des de l’eufòria fins la decepció, passant pel nerviosisme i, probablement, la mala sort. No sembla que es puga dir que el cor dels jugadors no haja estat al màxim, almenys en alguns i en els trams finals. Pero hi ha jugadors que tenen un excessiu premi professional vestint la camiseta del Valencia CF. Però si es dona per part dels jugadors facilitats per a remar contra corrent i, només aixina, veient el precipici apreten les dents. Independentment de la confecció de la plantilla, és responsabilitat total de l’entrenador el saber escollir als millors i buscar la motivació necessària. I caldrà saber els motius pels quals Gracia selecciona als jugadors que ha seleccionat. 2020 no dona treva en la casa blanquinegra. Les urgències estan ja marcades a foc. I sí, les dos expulsions, irresponsables, d’un egoisme sense excusa. Quina llàstima Guedes, quina llàstima.


 

jamacuco

Equipo desquiciado, entrenador y cuerpo técnico desquiciado, club y dirigentes desquiciados, entorno desquiciado… El VCF ha sido reflejo de todo eso hoy sobre los Cármenes de Granada. Nada puede salir peor, o quién sabe, a la marcha que vamos…

Bajar a segunda sería una hecatombe para el valencianismo pero, desgraciadamente, no es lo peor que le puede ocurrir al VCF.

El único que parece satisfecho con esta situación es el máximo accionista Peter Lim vista su pasividad ante ciertos hechos y su proactividad en otros. En una estrategia de venganza (no tengo pruebas pero tampoco tengo dudas) y programada hacia una afición, entorno y sociedad en general que considera hostil y desagradecidos con su magnanimidad, el dueño de Meriton nos ajusticia y nos da lecciones de moralidad y “savoir faire” no con sus palabras, que desconocemos, si no con sus hechos. Hasta el que asó la manteca en la montaña más recóndita de la península ibérica (Portugal, por tanto, incluida) era sabedor de que esta temporada discurriría por estos derroteros excepto milagro. Y ya sabemos que los milagros en Lourdes, no a Valencia. Si la temporada pasada fue nefasta, esta lo iba a ser peor dado que tiene menos potencial, jugadores con menos experiencia, un club mermado a todos los niveles y un entorno resabiado y asqueado con las actitudes y acciones de su antaño protector.

Pero bueno, eso es lo que olíamos todos. También hay que apuntar con la mirilla más corta. Hoy mismo a Jaume, que cada vez para menos y los rivales saben que tirarle desde lejos es medio gol; ciertos jugadores que no saben jugar con inteligencia (ya no digo con calidad que es bastante escasa, sino con inteligencia) como hoy han demostrado Jason o Guedes; y Gracia, que no sabemos qué quiere, da pocas de cal y muchas de arena. ¿Debe seguir? Por los resultados obviamente no, aunque siempre tendrá la excusa de que no tiene mimbres… pero ¿está utilizando todos los mimbres posibles? ¿Está haciéndolo lo mejor que puede? Muchas dudas en el peor de los momentos.

Lo que parece claro es que el equipo necesita revulsivos: sobre el césped, en la portería, sobre las cuestiones tácticas, sobre las intenciones de la dirección… pero ¿hola? ¿hay alguien ahí? A nadie parece importar. Por tanto si nadie lo remedia, la segunda será nuestro lugar próximamente, y partidos como el de hoy, van a ser de lo más habituales en lo que resta de calvario, es decir, de liga. Pintan bastos.

Amunt!!


 
 
La fotografía que ilustra el artículo es propiedad de www.valenciacf.com
 

El VCF huele a muerto. Un equipo en caída libre sin recursos ni ambición, sin plantilla, ni calidad ni un mínimo de inteligencia, sin planificación deportiva alguna y sin entrenador, sin respeto arbitral y ni siquiera una pizca de suerte. Un cóctel mortal de necesidad. Todo apunta a desastre, todo. No ya solo los resultados, sobre todo que el Granada, ojo, el Granada, dé cien veces mayor sensación de equipo que el VCF. Y el Elche, y el Eibar, y cualquier otro equipo por humilde que sea parece más equipo que este VCF. Un horror de equipo.

Para parar esta sangría ya no hace falta un partido de inflexión, hace falta un mercado de invierno de inflexión, un nuevo entrenador de inflexión y acertar como sea. El once titular de hoy era indigno e incomprensible. La plantilla da para poca cosa, pero hombre, para algo más sí, incluso con las bajas. Salir sabiendo que los que salen no dan la talla ni de lejos es extraño. El entrenador está loco o parece estar como una cabra. Vale que la plantilla es justa, pero hay jugadores que no pueden seguir jugando. Y no puedes sacar un equipo tan cogido con alfileres porque parece que lo haga a conciencia. Gracia debería ser despedido ya y traer a alguien con un par que sepa armar al equipo para ser al menos competitivos, si no brillantes. Y reforzar al equipo de verdad, aunque en invierno sea difícil. Si Meriton quiere mantener al VCF competitivo y en la categoría no hay más huevos que fichar y acertar. Y ojo, dentro de todo la primera parte fue digna y esperanzadora, sobre todo poor la anulación de un gol al Granada de esos raro que nos anulan a nosotros. Pero nada, ni así, este equipo no va, y lo peor es que no va a ir si no cambia algo drásticamente. Los que hay, muchos de ellos, no dan para más de lo que se ha visto. Gayá, Soler y algún otro le echan lo que hay que echarle, pero el resto no acompaña, algunos porque no pueden y otros, me temo, porque no quieren. Es inaudito. Pero o damos un volantazo fuerte o esto se hunde. Puto 2020, joder.


 

Jomi Lavarías

Si a lo jodidos que estamos (todos sabemos por qué y por quién) le añadimos futbolistas que no solo no aportan si no que restan, pues pasa lo que pasa. El coeficiente intelectual de algunos de ellos no llega al mínimo para ir por la calle y han lastrado el, hasta entonces, más o menos buen trabajo del equipo, con unas decisiones absolutamente equivocadas e infantiles.

Menos mal que tenemos un entrenador top que sabe y maneja la gestión deportiva y humana como nadie. Seguro que con su extraordinario trabajo, demostrado hoy una vez más, nos sacará del atolladero en que nos vemos sumidos. Yo para nada estoy preocupado. Confío en Gracia ciegamente, como debéis confiar todos. Como confía él en Jason, por ejemplo, que a pesar de no dar pie con bola (no solo hoy) el tío lo mantiene y lo mantiene y lo mantiene en el terreno de juego porque sabe que al final hará algo para y por el equipo. Lástima que hoy le han expulsado, pero fijo que si hubiera estado los 0 minutos en el campo habría marcado el gol de la victoria. Es que se veía venir.

15 de 48.

Amunt.


 

Peris

Una bogeria de partit on s’ha viscut totes les fases de l’aficionat, des de l’eufòria fins la decepció, passant pel nerviosisme i, probablement, la mala sort. No sembla que es puga dir que el cor dels jugadors no haja estat al màxim, almenys en alguns i en els trams finals. Pero hi ha jugadors que tenen un excessiu premi professional vestint la camiseta del Valencia CF. Però si es dona per part dels jugadors facilitats per a remar contra corrent i, només aixina, veient el precipici apreten les dents. Independentment de la confecció de la plantilla, és responsabilitat total de l’entrenador el saber escollir als millors i buscar la motivació necessària. I caldrà saber els motius pels quals Gracia selecciona als jugadors que ha seleccionat. 2020 no dona treva en la casa blanquinegra. Les urgències estan ja marcades a foc. I sí, les dos expulsions, irresponsables, d’un egoisme sense excusa. Quina llàstima Guedes, quina llàstima.


 

jamacuco

Equipo desquiciado, entrenador y cuerpo técnico desquiciado, club y dirigentes desquiciados, entorno desquiciado… El VCF ha sido reflejo de todo eso hoy sobre los Cármenes de Granada. Nada puede salir peor, o quién sabe, a la marcha que vamos…

Bajar a segunda sería una hecatombe para el valencianismo pero, desgraciadamente, no es lo peor que le puede ocurrir al VCF.

El único que parece satisfecho con esta situación es el máximo accionista Peter Lim vista su pasividad ante ciertos hechos y su proactividad en otros. En una estrategia de venganza (no tengo pruebas pero tampoco tengo dudas) y programada hacia una afición, entorno y sociedad en general que considera hostil y desagradecidos con su magnanimidad, el dueño de Meriton nos ajusticia y nos da lecciones de moralidad y “savoir faire” no con sus palabras, que desconocemos, si no con sus hechos. Hasta el que asó la manteca en la montaña más recóndita de la península ibérica (Portugal, por tanto, incluida) era sabedor de que esta temporada discurriría por estos derroteros excepto milagro. Y ya sabemos que los milagros en Lourdes, no a Valencia. Si la temporada pasada fue nefasta, esta lo iba a ser peor dado que tiene menos potencial, jugadores con menos experiencia, un club mermado a todos los niveles y un entorno resabiado y asqueado con las actitudes y acciones de su antaño protector.

Pero bueno, eso es lo que olíamos todos. También hay que apuntar con la mirilla más corta. Hoy mismo a Jaume, que cada vez para menos y los rivales saben que tirarle desde lejos es medio gol; ciertos jugadores que no saben jugar con inteligencia (ya no digo con calidad que es bastante escasa, sino con inteligencia) como hoy han demostrado Jason o Guedes; y Gracia, que no sabemos qué quiere, da pocas de cal y muchas de arena. ¿Debe seguir? Por los resultados obviamente no, aunque siempre tendrá la excusa de que no tiene mimbres… pero ¿está utilizando todos los mimbres posibles? ¿Está haciéndolo lo mejor que puede? Muchas dudas en el peor de los momentos.

Lo que parece claro es que el equipo necesita revulsivos: sobre el césped, en la portería, sobre las cuestiones tácticas, sobre las intenciones de la dirección… pero ¿hola? ¿hay alguien ahí? A nadie parece importar. Por tanto si nadie lo remedia, la segunda será nuestro lugar próximamente, y partidos como el de hoy, van a ser de lo más habituales en lo que resta de calvario, es decir, de liga. Pintan bastos.

Amunt!!


 
 
La fotografía que ilustra el artículo es propiedad de www.valenciacf.com
 

En artículos anteriores...

Un comentario en “GRA 2 – VCF 1 | Aquí huele a muerto Un Valencia de circunstancias cae de nuevo en Granada dando imagen de equipo muy limitado, roto y desquiciado. Así lo hemos visto

  1. Magistral crónica, como siempre. Huele mal, eso si. A ver cómo evoluciona… Y a ver si algunos se gana el sueldo que cobran….. en el cual está incluido no dejar tirado al equipo sin causa justificada……

Déjanos un comentario