Que conste que a día de hoy confío en el proyecto Lim. Confío en que los próximos años sean de grandes resultados. Pero, después de esta primera temporada de «gestión Meriton», me da la impresión de que el Sr Lim es un adicto a la adrenalina que provoca la gestión del riesgo, y no me estoy refiriendo sólo a compromisos monetarios. Está claro que para tomar el control del VCF hace falta ser un valiente empresario, no tanto por hacer frente a la situación patrimonial o de la cuenta de resultados del club (había más de bloqueo institucional y financiero que de ruina económica absoluta) si no por soportar estoicamente el entorno venenoso y tabernario que suele rodear a la entidad del murciélago, como se puso de manifiesto en el proceso de venta, que dejó a prestigiosos y arraigados medios de comunicación a la altura del betún por las «informaciones» que vertían sus plumillas. Lo cierto es que a nivel económico el VCF está respirando, haciendo fichajes inaccesibles hasta hace unos meses, pagando solares y deudas sin hacerse el longuis y con proyectos que deben hacerse realidad en un futuro próximo. Si hasta hace unos meses esto no era posible por parte del VCF, cabe entender que es Lim el que ha asumido el riesgo de este proyecto deportivo-empresarial de alguna forma para llevarlo adelante.

Pero, aparte de este primer riesgo inicial (que ya es) ¿qué otros riesgos ha tomado Peter Lim? Sin ser exhaustivo podría destacar los siguientes cinco aspectos: Nuno, Rufete, Mendes, fichajes y Salvo.

La elección de Nuno como entrenador. Antes de desembarcar oficialmente en el VCF, Lim impuso su entrenador y obligó a despedir a Pizzi, que sin obtener grandes resultados deportivos, si que tenía cierta conexión con la grada. Nadie se hubiera sorprendido si el elegido hubiera sido Mourinho, o Benítez, o Capello… pero ¿Nuno? ¿un desconocido con apenas experiencia en la alta competición? El riesgo asumido fue alto, actualmente incrementado después de haber adoptado el rol de manager deportivo, papel en el que tampoco se le conoce experiencia previa. ¿Se ha medido el riesgo de una eliminación temprana en Europa o de una racha negativa de resultados? Nuno en primera persona será el foco de las críticas, aquí somos así, por mucho modelo anglosajón que intentemos implantar.

El papel de Rufete y la Academia. El exmanager deportivo fue una figura discutida en sus inicios, al que se le achacaba falta de experiencia o estar relacionado con agencias de representación. Alguno de los que le llora ahora, se mofaba de él cuando puso cámaras en los entrenamientos de Djukic o le discutía el haber apartado los representantes en la Escuela. Sin embargo en estos escasos dos años que ha estado en el cargo ha conseguido el respeto del valencianismo. Consiguió limpiar un vestuario viciado, realizó fichajes interesantes y sobre todo organizó una Academia que parecía dejada de lado. Aunque el VCF no es un equipo de cantera, si que gusta a los aficionados (quizás nos vemos infantilmente reflejados) que los chavales estén bien tratados y tengan sus oportunidades de jugar y triunfar en el equipo de su tierra y su corazón. Y justo cuando parecía que con un poco más de dinero a su disposición podría hacer crecer el modelo de formación y captación en la cantera, surgen los roces con Nuno y hacen que Lim incline la balanza hacia el lado contrario de Rufete y se marche. ¿Por qué Mr. Lim? ¿No es un riesgo excesivo? ¿No hubiera sido mejor para el proyecto llegar a un acuerdo sobre las competencias de cada uno? La gestión de la Academia no es baladí y,  aparte de ser una creadora de activos futbolísticos, es una generadora de identidad valencianista en la sociedad ¿Ha calibrado Meriton la importancia de este hecho y el riesgo que asume con la salida de Rufete sin un sustituto? Esperemos que sí.

Mendes y su mundo. Todos conocemos al superagente portugués. Tiene en cartera grandes figuras y númerosos jugadores. Es amigo y socio de Peter Lim y le asesora. Por lo tanto tenemos abierta la puerta de par en par para jugar en esa otra liga de los fichajes porque vamos de la mano del número 1. Hasta ahí todo bien. Pero…¿ha calibrado el Sr. Lim el riesgo de que el Sr. Mendes actúe como Director Deportivo en la sombra, negociando precios que él mismo va a cobrar? ¿Hay riesgo de conflicto de intereses? Puede haber jugadores a los que no accedamos, simplemente porque al lícito negocio de Mendes no le convenga. ¿Es un riesgo para nuestra imagen de club? ¿Es un riesgo que da carnaza a nuestro entorno tan cainita y suspicaz, siempre al quite sobre cualquier atisbo de duda que alimente las más rocambolescas historias conspirativas? Sinceramente no sé si el Sr. Lim va a ser engañado o nos va a engañar. No tengo una bola de cristal ni soy futurólogo como diría el ínclito expresidente Soriano. Pero a día de hoy no se le conocen escándalos empresariales, ni creo que necesite el mundo del fútbol para hacer dinero. Pero el riesgo de que Mendes esté en todas las operaciones lo sacarán a relucir siempre en esta ciudad. ¿Vale la pena asumirlo?

Los fichajes. Hace poco la presidenta Lay Hoon Chan declaraba que se iba a apostar por jugadores jóvenes y con ganas de superación.  Por lo tanto los Barbosa, Mina, Bekkali, Ryan junto a los Cancelo, Gomes, Rodrigo, Mustafi, Alcácer, Gayà…van a ser el pan nuestro de cada día. Rápidamente, en nuestro flamígero entorno, surgieron teorías conspirativas sobre los precios pagados o el destino del dinero de sus futuras ventas, riesgo que he comentado anteriormente. Pero para mí el riesgo fundamental reside en si esta pequeña constelación de estrellas emergentes será capaz de soportar la presión de la alta competición. ¿No sería más razonable, y con menos riesgo, una combinación de jugadores jóvenes  con otros experimentados, de estrellas emergentes con currantes sin glamour? Entiendo que también hay riesgo con jugadores consagrados como Enzo (con rol en el equipo por su versatilidad) o Negredo (más cercano a ser exjugador si no saca la personalidad que se le presupone y revierte su situación), pero lo normal es que no sea así. Peter Lim es un amante del fútbol y todos entendimos que venía a Valencia a hacer un proyecto ganador ¿No piensa el Sr. Lim que corre el riesgo de no conseguirlo si se apuesta por este tipo de futbolistas tan inexpertos? ¿No cree el Sr Lim que es un riesgo no tener una secretaría técnica independiente para fichar a tipos como Fuego, Orban, Barragán… que sin ser grandes estrellas son importantísimos para el grupo? Veremos cómo evoluciona la gestión de los fichajes en los próximos meses o años.

Salvo. No creo equivocarme si digo que Amadeo Salvo ha sido el presidente que más ha conectado con la afición en los últimos años. No voy a entrar en filias o fobias, pero el hecho es que la personalidad de Salvo ha sido fundamental para revitalizar el valencianismo y eso es un hecho. La salida de Amadeo del proyecto de Peter Lim tiene un alto riesgo social para el asiático. La presidenta Lay Hoon puede ejercer de cerebro del VCF, pero jamás podrá representar el corazón, y eso, en un negocio tan pasional como el fútbol, se me antoja como clave fundamental del éxito o fracaso de todo aquello que tenga pensado Lim para el VCF. ¿Ha sopesado el inversor singapurense el riesgo que corre de tener un proyecto sin corazón valencianista? ¿Ha pensado ya en el riesgo que supone acertar en quién va a sustituir el enorme hueco dejado por Salvo en el imaginario valencianista? No puedo dar veracidad a los rumores que situaban a Lendoiro como presidente ejecutivo. Si algo así ocurriera…..no lo quiero ni pensar.

Podría repasar otros riesgos que creo que está acumulando Lim en este año escaso que lleva en el club: la gestión (muy mejorable) del marketing de la empresa, la desorganización aparente en el organigrama del club, las frías relaciones con la prensa, el papel de la Fundación y sus proyectos hasta ahora desconocidos,…..

Como dijo la presidenta Lay Hoon Chan, «cuando las raíces son profundas no hay que tener miedo al viento». Pero si ese viento se convierte en huracán porque los riesgos asumidos nos desarbolan…¿tendremos los valencianistas las raíces bien sujetas? ¿y usted sr Lim, asumirá el riesgo de una afición valencianista de uñas? Como he comentado al principio no dudo del proyecto pero, sinceramente, no estaría mal un poco más de concreción en las acciones que se quieren llevar a cabo. Porque desgraciadamente todos sabemos que si la pelotita no entra….

En artículos anteriores...

Déjanos un comentario