Jomi Lavarías

Partido sin demasiada historia en Utrillas, como era de esperar. El Valencia solventó la eliminatoria sin ningún tipo de sufrimiento ante un rival  cuyos jugadores estaban jugando el partido de sus vidas.

Aunque el partido dejo entre las filas del Valencia vencedores y vencidos. Entre los vencedores destacó sobre todo el partido de Koba, coronado con un gran gol de falta. Pide minutos a gritos, seguramente en detrimento de uno de los damnificados, Racic, que si bien al final se entonó, coincidiendo con el bajón físico de los aragoneses, no supo aprovechar la oportunidad que suponía este partido. Pero sobre todo, quién sale peor parado es Maxi. Desganado, poco participativo, la imagen del uruguayo ha sido lamentable, cuando esté partido era el idóneo para pegar un puñetazo en la mesa y reclamar su sitio.

En definitiva, mañana estaremos en el bombo y conoceremos nuestro rival en segunda ronda de un torneo que, tomándolo en serio, puede darnos alegrías.

Amunt 4ever


Peris

Hi havia una mosca darrere de l’orella del valencianisme. Comprovar si ixa poreta de ‘a vore si estos la lien hui’ s’anava a donar. I en realitat la cosa ha sigut més tranquila del que s’esperava per part de l’aficionat escaldat. El partit no ha tingut molta història, excepció feta de per a Tárrega, jove central del filial i per a Koba que amb pentinat nou sembla que vol tindre més protagonisme del que ara té en les rotacions de Bordalás. En definitiva, eliminatòria superada i faena per recuperar a jugadors que estan desnortats i que cal ficar-los en dinàmica o donar eixida. Com va dir aquell, el Valencia CF no espera a ningú. I la més sincera enhorabona al poble d’Utrillas. Tenen un equip per a sentir molt d’orgull.

Ah, també una nova experiència. En Café Mestalla vam viure el seguiment en directe per Spaces, compartint espai amb Elias i Miami Sports. I va ser un poc caòtic, però divertit. Igual ho tornem a fer. O no. Ja vorem.


jamacuco

Flojo partido del VCF, suficiente de todas maneras para superar el trámite copero contra los turolenses de Utrillas en cuyas modestas instalaciones disfrutó la afición local de un momento histórico.

En este tipo de encuentros el equipo de primera tiene poco que ganar y mucho que perder. Y si bien el VCF superó el encuentro con sobrada solvencia, dejó en ridículo las actuaciones de ciertos jugadores que, como viene siendo habitual, no dan un mínimo nivel aceptable para lo que queremos en nuestra plantilla. Claro es el caso de Maxi Gómez, cada día que pasa más exjugador que nunca. Bien hará el VCF en deshacerse de él rezando para que no nos cueste dinero la transacción. También podríamos meter en ese club a Cheryshev que tampoco demostró ser muy superior a un equipo de regional aragonesa. Incluso Racic en varios momentos del primer tiempo parecía más preocupado de lo que hará en un futuro que demostrar que tiene valía suficiente para el VCF.

Por contra hay jugadores que sí que demostraron que en el fútbol hay que aprovechar los momentos y dar un paso adelante aunque aparentemente parezca insignificante. Es el caso de César Tárrega y de Koba Koindredi. César debutó con el VCF demostrando buena planta y excelentes maneras para ser un central que aporte cosas al equipo. Sin fallos y con buena planta. Y sobre todo Koindredi que cada vez que tiene oportunidad nos da muestras de su excelente conducción, visión de juego y lucha, hoy adornado con un golazo por toda la escuadra de falta directa. No va a ser el último que marque así con esta calidad.

Finalmente 0-3 y a esperar la siguiente ronda.

Enhorabuena al Utrillas y a su población por tener en tiempo récord un campo en condiciones y buena suerte en el futuro.

Amunt!!


La fotografía que ilustra el artículo es propiedad de www.valenciacf.com

En artículos anteriores...

Déjanos un comentario