Hace algunos años un nuevo programa irrumpía con fuerza en el panorama radiofónico deportivo valencianí. El Taller Deportivo se llamaba. Sus tertulias alegres, desenfadadas, no tomando parte descaradamente por nadie en un momento en que la actualidad valencianista estaba repleta de averías que reparar, hizo que pronto se hiciera un hueco entre los oyentes. Empezaron por las tardes y tuvieron que pasar a la medianoche, como los grandes, debido al éxito. Si ello fuera poco, tuvieron a bien invitar a Café Mestalla a lo que se denominó «La Twittertulia». Y allá que nos fuimos una representación de cafeteros que, a pesar de no estar habituados a ponernos delante de un micro, lo pasamos en grande, tanto que la hora que estuvimos se nos hizo cortísima, hablando de lo que tanto nos gusta sin caer, de lo cómodos que estábamos, en que nos estaba escuchando un montón de personas, bien en directo o en forma de podcast. Fue tal el éxito de audiencia que tuvo aquél programa (guiño guiño) que nos invitaron más veces. Y más veces que fuimos. Y más veces que disfrutamos hablando por la radio del Valencia con ellos.

Pues bien, esta semana los mecánicos han comunicado que solo abrirán la persiana del taller un día a la semana y a través del podcast. Y no porque les hayan plantado una carpa fallera en la puerta o la procesión de semana santa les imposibilite abrir, como nos tenían acostumbrados. Las dificultades y los obstáculos encontrados en el camino les ha llevado a tomar esta decisión. Y como los cafeteros, otra cosa no pero agradecidos somos y mucho, queremos mostrar todo nuestro apoyo a El Taller Deportivo y animarles a que, pese a las dificultades, sigan intentándolo y pronto, muy pronto, puedan levantar la persiana todos los días de la semana porque sabemos que estarán fastidiados y disfrutan haciendo radio. Y nosotros escuchándoles.

Amunt El Taller!

En artículos anteriores...

Déjanos un comentario