Jomi Lavarías

Ochenta minutos de ensueño, cinco minutos de empanada y otros últimos cinco de locura. Pocas cosas se me ocurren decir más de este partido loco loco loco.

Hasta el minuto 80 el Valencia ha hecho lo que ha querido con el partido. Lo ha manejado a su antojo. Cuando ha querido tocar ha tocado, cuando ha querido aguantar ha aguantado y cuando ha querido, al grito de «al ataque», ha generado ocasiones, ha metido cuatro goles, le han tangado un penalti y nos han pitado otro imaginario que Neto ha salvado al más puro estilo Alves. Los mejores minutos que le he visto al Valencia en años.

Luego los cinco minutos de empanada son inexplicables. Un regalo de Parejo le ha dado vida al Betis que aprovechando la narcolepsia generalizada del equipo ha metido dos goles más que han hecho tambalear el trabajo casi perfecto que se había hecho hasta ese momento. Hoy, a pesar de la victoria, los jugadores se van a ir calentitos a la cama. No creo que Marcelino esté muy contento.

Y los cinco últimos minutos, cuando todos los teníamos de corbata con el 3-4, dos contras rapidísimas con un Betis lanzado al ataque, han propiciado los dos goles de Zaza y Pereira para llevarnos a todos (a casi todos, alguno ya se estaba frotando las manos) al éxtasis. Seis goles fuera de casa, no está mal para un equipo sin gol.

Bendita locura. Invictos y segundos en la tabla.

Amunt!


Lobo

No he visto el partido, aviso. Y escribir la crónica de un partido que no has visto es raro, lo sé. Peor, es estrafalario. Incluso tramposo si no lo dijera. Pero me apetece comentar algo aunque no haga una crónica en sentido estricto. Y me apetece no porque hayamos ganado apabullando, si no porque a punto hemos estado de echar a perder un partido que estaba ganado de sobra. Cosas así, ridículos tan enormes, os recuerdo, los sufrimos con Unai Emery cada dos por tres, y este habría sido uno más, no me cabe duda. Pero con Marcelino no pasa aunque, como hoy, haya estado a punto, y esa es la gran noticia. Supongo que a los jugadores en el vestuario les habrá caído una bronca guapa y muy merecida por irse del partido antes de tiempo, bronca que habrán aceptado sin duda porque saben que han estado a punto de cagarla y han debido pasarlo muy mal. Pero lo que podía haber sido un drama ha quedado en un susto que va a servir, estoy seguro, para que algo así no se repita más, ya se encargará Marcelino de que así sea. Total, que esta mala experiencia momentánea va a servir, y mucho, para evitar situaciones similares en el futuro. Y es que a este VCF todo le sale bien, hasta lo que sale mal.

Vamos lanzados. Lanzados a por el próximo partido. Amunt!


Drakul

Nivel top. Nadie podía esperar este verano que el equipo lánguido y ramplón del año pasado se ha convertido en una apisonadora. Toda la plantilla está tan enchufada que es imposible destacar a algún jugador sin ser profundamente injusto con varios de sus compañeros. Os reconozco que me he venido tan arriba que clasificarnos para la Champions empieza a saberme a poco. Menudo forofo estoy hecho. Lo que hubiera firmado con sangre hace unas semanas, hoy me parece que es el solo el suelo que debe pisar este equipo. Como no soñarlo viendo la calidad del maravilloso gol de Guedes, del impecable cabezazo de Kondogbia, de pase al hueco que da Jose Luis Gayà en el gol de Mina o la pelea de los tres centrales de la plantilla por los que podríamos discutir hasta pegarnos sobre que pareja debe ser la titular.

#ElValenciaMola. Todo mola. El trabajo y la solvencia de la delantera Rodrigo-Zaza, su forma de crear espacios, de ocuparlos en carrera, encima ambos marcan y se desgastan en defensa. No se les puede pedir nada mas.

#ElValenciaMola y mucho, porque hay canteranos que se han hecho con hueco en su plantilla. Tal vez Vidal haya hecho su peor partido con el primer equipo pero aun así suma minutos de calidad para su crecimiento. Gayà está volviendo a ser el de antes de su renovación y Soler es ese jugador canterano del que es imposible no enamorarse por su calidad, inteligencia e ilusión.

#ElValenciaMola y hoy escribe parte de su historia al romper varios registros negativos. Sigamos molando.


Hoeman

  • Primeros 25 minutos donde cada equipo tanteó al rival e intentó utilizar sus armas según lo previsto (Betis buscando más a través de posesión y elaboración; Valencia priorizando transiciones tras recuperación); sin ocasiones de gol.
  • El Betis pega un pequeño arreón y a partir de aquí coge el timón del partido definitivamente Parejo; acertando siempre en el pase, jugando a pocos toques, poniendo la pausa necesaria. Imperial y básico, no sólo desahoga sino que hace al Valencia también temible con posesión -no sólo en transición-. Un centro (saque de córner) suyo será rematado por Kondogbia.
  • El Valencia cuenta con dos de los mejores contragolpeadores del mundo: Guedes a partir de su velocidad, potencia y técnica; Soler por su inteligencia y una técnica extraordinaria. Antes del segundo de Guedes pudo llegar algún gol adicional. Por fin el Valencia dispone de jugadores capaces de aprovechar los movimientos de Rodrigo(l).
  • Avasalló el Valencia llegando con muchos efectivos y ocupando las zonas de rechace con muchos efectivos -en el gol de Guedes, además de él, hay 4 compañeros rondando el área-; te permite tener segundas opciones, y ofrecer apoyos/opciones a las jugadas. Denota que se ataca con convicción.
  • Durante los mejores momentos el Valencia adelantó mucho la presión, incluso Parejo ejerció de «delantero defensivo»; importante el rol de Soler en una posición defensiva «entre dos aguas» -que ya viene ocurriendo en partidos anteriores- en esta situación.
  • Apretó mucho el Betis en los primeros minutos de la segunda mitad, con aproximaciones y ocasiones constantes, incluso disfrutó de un (injusto) penalty que paró Neto -errático encuentro de Sergio León, el tirador-; es curioso el efecto psicológico que tuvo: a partir de entonces el Valencia volvió a dominar. Marcó Rodrigo tras otro saque de esquina de Parejo -muy mal defendido por el Betis- y después Mina en una contra.
  • Cuando el partido parecía sentenciado, una parejada volvió a meter al Betis -«asistencia» a placer para Joel Campbell-, unido a los cambios de Marcelino y la relajación de los jugadores, hizo que la hinchada che sufriera. Dos goles más béticos en apenas 5 minutos y se pusieron a uno del empate.
  • Apareció Zaza para el alivio -uffffff- y Andreas Pereira remacharía para el 3-6 final tras una gran conducción en contraataque de Guedes.

 

jamacuco

La locura del fútbol. Teóricamente un partidazo, sí. Nueve goles. Muchas emociones. Pero a mí me dejó un regusto amargo por cómo se produjo. Prefiero resultados más cortos y más control en el juego, antes que estas montañas rusas a las que teóricamente no es aficionado Marcelino. ¿Habrá cambiado su filosofía? Estaremos atentos.

Podríamos considerar 2 partidos. Uno hasta el minuto 78. Otro hasta el minuto 93.  Y es que el VCF hizo un muy serio partido hasta ese minuto 78. Un VCF que parece que se deja dominar, que le cuesta entrar en el encuentro, pero que cuando el rival parece dispuesto al asedio sabe darle unos cuantos zarpazos que lo dejan KO. La velocidad de los centrocampistas de banda y los laterales, junto con la movilidad y lucha de los delanteros, y los buenos momentos (aunque sin continuidad) en el juego de los mediocentros desarbolan a los contrarios y encandilan a la afición. Así, de una forma u otra, van cayendo los goles: Kondogbia de potentísimo testarazo, Guedes de un chut maravilloso desde la frontal (ojo a la volea de Soler segundos antes), Rodrigo ganando la posición en un salto, o Mina con velocidad, regate y una pizca de suerte. A esto se unió una excelente actuación de Neto, con buenas intervenciones, penalty parado incluido.

Pero…¿qué pasó en el minuto 78? ¿Por qué Parejo nos quiso hacer el Hara kiri? ¿Por qué el equipo se vino abajo, sin ese teórico líder y capitán que los tranquilizara, recibiendo otros dos goles en 5 minutos? ¿Por qué Paulista parecía un calco de Aderlán? No sé. Pero me preocupa. Y a Marcelino debería. Afortunadamente un nuevo «Zazazo» (qué potencia de chut!!) y una maravilla de Pereira arreglaron el asunto, dejando el partido de tenis… digo de fútbol, en un 3-6. Set y partido que se traen para Mestalla.


 

 

Ilustración del artículo vía www.valenciacf.es

En artículos anteriores...

Déjanos un comentario