Lobo

Inesperado y a la vez previsible. Yo creía que el VCF iba a ganar fácil, no sé porqué, pero también sé que esto puede ser así. Suele pasar en las primeras rondas de Copa ante rivales de menor categoría, y más a partido único. Y no solo al Valencia, a todos los grandes. Falta de la actitud adecuada, cierta arrogancia, menor esfuerzo, seguramente inconsciente para evitar lesiones en un terreno no tan cuidado como es habitual en primera, y con ello continuos fallos en los pases, controles, disparos, en todo. Y a la vez el rival pequeño agrandado, con la ilusión de doblegar al equipo todopoderoso, supliendo la falta de calidad y condición física con el entusiasmo de saber que el esfuerzo vale la pena. La tormenta perfecta para el grande, en este caso el VCF. En fin, se ha fallado muchísimo, algunos jugadores han hecho un partido lamentable e irritante, pero en la prorróga pudieron solventar y la suerte fue esquiva. Menos mal que los penaltys, que no pude ver porque mi corazón no da para más, hicieron justicia en mi opinión, parcial seguro. En fin, seguimos. Y cuando un equipo pasa de esta manera es porque está predestinado a alguna gesta. Así que, venga, venga, ya pasó el susto y que pase el siguiente. Ahora a dormir tranquilos y a por el Celta, que es la siguiente batalla. Amunt!


 

Jomi Lavarías

Cuando uno va a jugar una eliminatoria de copa contra un equipo de segunda B y en su campo, debe saber de antemano que a correr e intensidad va a ser muy complicado ganarles. La ilusión de ganar a un primera puede con todo. Sabiendo eso de antemano, solo cabe que trates de igualar lo mas posible esa actitud (no digo superarla, porque es casi imposible) y sobre todo estar acertado y jugar lo mejor que puedas al fútbol.

Yo hoy, al equipo, no le achaco falta de intensidad y actitud. No me ha dado esa impresión. Pero desacertados hemos estado como nunca. Partido muy flojo, flojísimo del Valencia. No se puede destacar a ningún futbolista, salvo a Jaume, que el trabajo que tuvo durante los 120 minutos lo supo solventar. Y en los penalties estuvo magnífico, deteniendo los dos primeros. De gato a león de Almenara. Absolutamente clave su actuación para que el Valencia haya superado a la Cultural.

Mucha suerte tuvimos, sobre todo al final de los 90 minutos, cuando bien pudieron marcar ellos y evitar la prórroga. Hasta entonces poco, muy poco, de ambos equipos.

Conforme iba avanzando la prórroga las fuerzas flaqueaban en los dos equipos, pero no la ilusión de los leoneses. Sobrino perdonó la mas clara en el minuto 119, pero no pudo evitar los penalties. Y en la mal llamada «lotería de los penalties» se impuso el Valencia.

Susto que debería servir para la próxima eliminatoria de cuartos. Ojalá el sorteo depare partido en Mestalla.

Amunt.


Peris

Quin patiment. L’ADN valencianista en la seua màxima essència. Res nou que no hagen patit generació rere generació de valencianistes. Llevat de comptades excepcions, les plantilles del Valencia CF s’han descomprimit després de grans repunts d’adrenalina. I viscuda la catàrsi davant el Barça, l’equip no ha estat a l’altura de l’escut i l’etiqueta que porta enguany, com a vigent campió. I acabant el partir sent quasi els mateixos jugadors que dissabte passat. És més, per moments, el Valencia CF de León semblava el Barça de Setién a Mestalla, tocant la pilota sense profunditat, sense moviments de desmarcatge i amb una feblesa ofensiva que desesperava al més tranquil dels aficionats. El camp pessat, la motivació extra del rival o qualsevol altre argument es queden buits una vegada vist on pot arribar el col·lectiu de jugadors. Felicitar a la Cultu de Juanjo perquè ha demostrat que amb eixe cor, de lleó, podran arribar més prompte que tard a la Lliga Professional. Per últim, un apunt tàctic: Ferran és més bo jugant amb un lateral per darrere que provoque dubte en el defensor contrari en els seus desdoblaments. Mal partit amb bon resultat per retre homenatge al gran Pepe Carrete.

 

 

 

La fotografía que ilustra el artículo es propiedad de www.valenciacf.com

En artículos anteriores...

Déjanos un comentario