Lobo

Inesperada y muy trabajada victoria del VCF en Stamford Bridge. De las que prestigian y hacen subir varios peldaños la confianza colectiva.

Primera parte muy seria, al principio con dudas pero poco a poco se fueron deshaciendo de la presión local inicial. Bien en defensa, alejando al rival del área y solventando las pocas entradas con contundencia. Muy buen trabajo defensivo también de Kondo manteniendo el medio campo y Coque ayudando enmedio y en la derecha a Wass. Además conseguieron llegar con cierto peligro a área contraria echando de paso a los ingleses hacia atrás, que se dieron cuenta de que no se podían ir tan alegremente arriba. Lástima que, como de costumbre, nuestros delanteros fueron poco resolutivos y bastante lentos de reflejos. Pero bueno, igualaron fuerzas, que ya es.

La segunda fue sido incluso mejor. Con la misma poca agresividad arriba, muy inocentes, pero con más solvencia en todo el campo, sujetando muy bien a los rivales, incluso a William que en la primera hizo algunas diabluras. El gol en jugada ensayada y la suerte del penalty justo fallado por el Chelsea son de esas cosas que sirven para cambiar la temporada.

O así debe ser. Esta victoria inesperada por (casi) todos debe servir de palanca para levantar el ánimo general desde la propiedad hasta el último aficionado, y con este impulso retomar una temporada que ha empezado con muchas dudas y la tragedia del cambio de entrenador. AMUNT!!!!!!!


 

Jomi Lavarías

Magnífico partido en Stamford Bridge para darnos tres puntos importantísimos en este inicio de Champions. Siempre es clave comenzar ganando en esta competición, en esta fase de grupos.

El VCF ha hecho un partido muy serio. Férreos atrás, muy sólidos, maniatando al Chelsea que solo confiaba su juego de ataque a Willian, el único que llevaba algo de peligro al árel del Valencia. Quizás, en líneas generales, yo sí he echado de menos presencia arriba, llevar sensación de peligro, asustarles, aunque con el paso de los minutos llegamos a igualar el porcentaje de posesión, que se inició muy del lado de los ingleses.

En la primera parte tan solo un remate del omnipresente Willian en el último minuto hizo intervenir a un muy seguro, toda la noche, Cillessen.

La segunda mitad discurrió de la misma manera, más o menos.  Presión inglesa y control absoluto atrás del Valencia. Y milagro, las jugadas a balón parado (¿será posible que en cuatro entrenes el laboratorio Celades haya ensayado jugadas a balón parado?) fueron nuestro mayor exponente hasta que en una de ellas, Rodrigo remataba una falta sacada por Parejo.

Si todo esto nos parecía poco, hasta la suerte se ha puesto de nuestro lado. Un penalti, otro más esta temporada, era enviado fuera cuando todo el trabajo realizado parecía que iba a irse al traste. Ojalá sea una señal que la dinámica pueda cambiar.

El domingo frente al Leganés a refrendarlo.

Amunt!


 

Sergi Calvo

Pensaba enfrentar esta noche una crónica complicada, intentando serenar, centrar en lo deportivo y poner vendas ante la clara hemorragia que está acaeciendo en nuestro Valencia.

Y sin embargo, para mi sorpresa me enfrento con una crónica aún más complicada: la de una de las más bonitas noches europeas recientes que hemos vivido en los televisores de nuestros valencianistas hogares.

Difícil calibrar y medir bien esta importantísima victoria y asignar las premiaciones a quien correspondan.

Es obvio: Celades ha tenido uno de los papeles más difíciles (y tiene) de toda esta historia. Despreciado por aquellos que no comprenden el cese de Marcelino y también ninguneado por quienes lo comprenden. Y sin embrago, más allá de la cosmética e interesada crítica hacia una “falta de carácter” se deduce de las palabras del andorrano un espíritu pacificador y conciliador (lógico, no le queda otra) con la plantilla. Serenidad y no decir (de manera absolutamente premeditada) ni una palabra más alta que otra… Una jugada muy inteligente. Tiempo habrá de hacer juicios deportivos pero, repito, dónde unos ven burla, al menos yo percibo una estrategia muy oportuna.

La crónica de Barcelona está publicada: El Barça nos pasó por encima. Punto. Zidane venía de hundir al Castilla, Guardiola de tercera, Marcelino estaba perdido hace nueve meses… Los jugadores son los que marcan el devenir deportivo de un club. Si la decisión es apretar los dientes (y luchar por buenos contratos y eurocopas) hay esperanza deportiva.

Miren, creo que hay una guerra: en los despachos, en la institución, ante una muy cuestionable y desafortunada política por parte de la propiedad. Cada cual que luche como quiera y pueda en ese campo de batalla.

Pero cuarta jornada de liga, primera de Champions, con tres puntos ganados en casa del cabeza de serie… La temporada está viva.

Depende de ellos.

Depende de nosotros.

Partidazo de un Valencia excelentemente plantado que incluso dominó facetas inéditas como la posesión y la estrategia. Un gran Valencia que supo sufrir y al que, es necesario, acompañó la fortuna (Ante la mala fortuna del penalti).

Seamos fríos: Hemos ganado al Chelsea en el Bridge, tres puntos Champions que pueden ser vitales.

Inútil focalizar atención sobre jugadores que hoy han rallado en su totalidad a un nivel altísimo, un pequeño y único apunte: Cillessen apunta a un excelente portero.

Un noche europea para recordar, pero de una manera inesperada.

Llueve en los despachos, llueve en el sentimiento institucional pero tal vez, la gota fría pase del largo sobre el verde.

Ojalá.

Ahora a ganar al Leganés.

Sí, es muy importante.


 

Peris

I la pilota va entrar. Era important que succeïren una sèrie de coses. I eixes coses van passar. L’equip va demostrar més alegria que en Barcelona, sacsats encara per la destitució de Marcelino, Uría i la resta de tècnics campions de Copa. Aspectes positius per somiar en revertir la situació en la vesant esportiva: el llibre de jugades a pilota parada de Celades i l’ofici mostrat a les acaballes del partit. Probablement l’alegria seria menor si Barkley haguera marcat el penal, però un poc de sort quan les coses venen tortes no ve gens malament. El treball defensiu de l’equip, ben reforçat al centre del camp i un bon Cillessen, parant-ho pràcticament tot, van fer la resta.

Alegria. Espere que a Roman, esta victòria, i alguna gràcia del menut Daniel, li hagen fet traure hui un tímid somriure.


jamacuco

Partido muy serio del Valencia CF en Stanford Bridge. Los jugadores han demostrado un temple que muchas veces le hemos echado en falta. Con un planteamiento tradicional de 4-4-2 el VCF ha controlado muchas fases del partido, y no sólo como muchas veces hacía, dejándose dominar y saliendo al contrataque, sino presionando más arriba y controlando el balón en bastantes fases del partido, sobre todo en la segunda parte.

El gol, de jugada ensayada, demuestra que algo se ha trabajado esta semana pese a las circunstancias.

Para darle más tintes de épica al partido, un penalty injusto pitado casi al final fue lanzado alto por el jugador inglés. Pero, independientemente del resultado, el VCF ha estado muy muy asentado en el campo, tranquilo, serio y dominador de la situación.

Ojalá sea un buen inicio de una mejor trayectoria global que Celades pueda hacer en Valencia.

Amunt Valencia!!


La fotografía que ilustra el artículo es propiedad de www.valenciacf.com

 

En artículos anteriores...

Déjanos un comentario