El VCF se alzó con una sufrida y necesaria victoria ante un Gent mucho más correoso de lo esperado, en un partido con altibajos. Así lo hemos visto en Café Mestalla.

20151020 Champions VCF v KAA Gent

Toni Calatravapajaro-twitter

Otra sufridísima victoria del equipo ante un rival menor que le puso en aprietos hasta el último suspiro. El partido tuvo dos caras bien diferenciadas, una primera desde el inicio al minuto 40 donde se vio a un Valencia con brío que presionaba, recuperaba y sin demasiada elaboración llegaba al área belga; y un segundo acto con un equipo sin ideas y desestructurado.

El Factor Puntería, esa cualidad que diferencia los equipos con pegada de los que simplemente lo intentan, fue determinante para que no hubiese un marcador claro en ese periodo. El equipo carece de rematadores precisos y hasta su hombre más efectivo (Alcácer) está seco cara a puerta. Un churrigol de Fegho puso al VCF en ventaja.

Tras el empate del Gent en un desajuste defensivo clamoroso, llego la debacle valencianista. Ansiedad, malas decisiones, poca gasolina en el depósito y, especialmente, falta de jugadores con carácter para liderar y empujar al equipo. La aportación de Piatti y Rodrigo como revulsivos paupérrima, como era de esperar.

Solo la fortuna en un remate desviado a puerta por un defensa, abrió el camino para derrotar a un equipo belga con buenas piernas (terminaron el partido mucho mejor que nosotros), muy permeable en defensa y pobre futbolísticamente.

Posiblemente con una ventaja de cinco puntos con el tercero del grupo, el camino hacia la clasificación está expedito; pero poco se puede esperar de este Valencia en las rondas eliminatorias, viendo el nivel ofrecido en estos tres partidos de liguilla.

 

Drakulpajaro-twitter

Que no, que no pienso rajar. Ni del entrenador, ni de Alcacer, ni de haber fichado a jóvenes y seguro que tampoco del precio de Aderlan Santos. La realidad a día de hoy es que, pese a un comienzo titubeante, estamos a seis puntos del primero en liga y con un pie en la siguiente ronda de la Champions. La realidad a día de hoy es que tenemos un elenco de grandes promesas que van cada día a mas. Lo demás son solo percepciones, que sí, asumo que tenemos que mejorar detalles pero que estamos en el camino. Hoy me ha gustado hasta un desacertado Alcacer que ha corrido como un descosido en la presión, que ha ayudado con paredes en la creación y al que le está pesando el nueve del Valencia en la definición. Pero no seré yo el que critique, una vez contenido el fervor de la batalla, al que se ha pasado el partido trabajando por el equipo. Tras las críticas de los expertos que hablaban de sobreprecios en el fichaje de Aderlan, se está descubriendo como un central mas que solvente, que se anticipa, que es rápido, que va bien por arriba. Cancelo, con errores puntuales, Danilo quien va a aprovechando sus escasas apariciones y por encima de todos un majestuoso Andre Gomes, junto a los demás niños de la plantilla, van forjándose y con ellos, ojalá, forjando los cimientos del gran Valencia de los próximos años. Y sí, sufrimos y además sufrimos contra el Genk, que no es nada del otro jueves, pero el sufrimiento es parte del aprendizaje. Sufrir, crecer, ganar y vibrar en la Champions League. Me doy por satisfecho.

 

Jomi Lavaríaspajaro-twitter

Hoy es de esos días que uno no sabe muy bien por qué acude a Mestalla. Me explico. A media tarde me ha surgido un imprevisto ineludible y ya sabía desde ese momento que a la hora del partido no estaría en Mestalla. Además el tiempo no acompañaba. Pero sin embargo, algo, no sé qué, me ha hecho acudir en lugar de quedarme en casa a verlo por la TV. En todos los años que llevo acudiendo a Mestalla, puedo contar con los dedos de una mano las veces que he llegado tarde. Y hoy el hecho de llegar tarde, mientras me acercaba a Mestalla desde Micer Mascó me ha permitido experimentar algo que nunca había vivido, observar como la grada de Gol Gran alto se ponía en pie y gritaba «uyyy» en una jugada de Mina que remata alto. Esos segundos de ver la grada levantándose y esperar el grito de «goool»… creía que era el primero. Pero no, el primero de Feghouli ha llegado mientras subía las escaleras hacia mi sector. Posiblemente es el primer gol que no veo en Mestalla por llegar tarde. En fin, una tontería, sí, pero me ha gustado vivir una ocasión de gol y un gol desde fuera de Mestalla. Escuchar sólo el rugido de Mestalla.

¿Del partido? Pues hombre, lo visto en la primera mitad me ha gustado hasta el gol del empate de ellos. El marcador en ese momento debía haber ido con un claro 3-0 o 4-0. Pero hemos perdonado, y ellos a la primera la han enchufado. Y ahí se ha acabado el equipo. Desde ese momento hasta el final, a naufragar, nunca mejor dicho con la que hoy ha caído durante todo el encuentro. Un equipo de medio pelo nos ha puesto contra las cuerdas y es que este Valencia no se sabe muy bien a qué juega. Bueno sí se sabe, a nada. Los delanteros cada vez son menos delanteros, los centrocampistas defensivos cada vez defienden menos y el organizador, desorganiza mas que organiza. Y si no se genera fútbol, no hay party. ¿Que Nuno dice que hemos dominado y controlado en todo momento? El día que de verdad lo hagamos, este hombre nos hace un calvo. Al tiempo.

 

jamacucopajaro-twitter

El VCF solventó, con más sufrimiento del esperado, el partido contra el Gante y que nos deja con un camino bastante sencillo para conseguir la clasificación para octavos, cosa que podría ocurrir en la próxima jornada, la cuarta, si el VCF gana en Bélgica y el Olympique no gana al Zenit, líder del grupo.

El equipo salió bien a Mestalla. La presión arriba, la rapidez en las transiciones en ataque, la movilidad de los jugadores, la subida de los laterales, la exquisitez de André Gomes…. todos estos factores se juntaron en los primeros 25 minutos de partido, consiguiendo gol tras un gran centro de Cancelo (este chico va a más, está creciendo como diría Nuno) y disfrutando de un sinfín de ocasiones que sólo la mala suerte o la pericia del portero del Gante lograron aplacarlas. A nadie le habría resultado extraño que el VCF hubiera sentenciado el partido en la primera media hora con un 4-0.

La alineación inicial permitió el debut de Santi Mina en Champions, jugador que tuvo una actuación atrevida y dinámica en los minutos iniciales pero que lejos de verse premiada con un gol, se vio castigada con el error en el empate belga con una chilena fallida en acción defensiva por el jugador gallego en las postrimerías del primer tiempo. Demasiada inexperiencia por sus venas le jugaron una mala pasada, cosa no achacable a él por supuesto, sino a al rol asignado en el equipo al haber sido fichado.

La segunda parte fue infumable. Un desastre sin paliativos, al que desgraciadamente nos estamos acostumbrando (Hace muchos meses que el VCF no hace un partido completo y ya empieza a cansar). Tan sólo sería destacable el gol de la victoria, conseguido a «espentes i redolons» por Gayà; otra salvadora parada de Jaume, una de las gratas sorpresas de este inicio de temporada; y la actuación de André Gomes que amplió su repertorio de cualidades con la toma del timón del barco, junto a Mustafi, en momentos en los que la nave iba a la deriva sin remedio y sin capitán que la dirigiera. También destacaría a Paco Alcácer que, a pesar de no marcar, tuvo mucha más presencia que en los últimos partidos y estuvo en la mayoría de jugadas de ataque.

Como se vio ante el Málaga, el VCF tiene aún mucho que mejorar. Nuno públicamente en rueda de prensa cuenta los cuentos de Caperucita y el de Blancanieves juntos, pero la realidad es que el equipo tiene serias carencias de juego colectivo y de fortaleza mental. Transmite una sensación de equipo poco trabajado, que está jugando en una pretemporada eterna, y en la que tan solo los arreones de los jugadores (que atesoran una gran calidad) dan las soluciones en la mayoría de partidos. ¿Será en el próximo encuentro?

Lobopajaro-twitter 

Pudo ser una lluvia de goles y se quedó en lluvia sin más. El VCF consiguió ganar al Gent en una noche inhóspita y desagradable para todos, especialmente para los que tuvimos que soportar el diluvio en la grada. Lo cierto es que estuve en Mestalla pero como si no. La primera media hora de juego, la mejor del VCF, la pasé estirando el cuello para asomarme al césped entre un público no habitual (o eso me pareció) que seguía llegando buscando el asiento de sus entradas de 4€ (sí, me jode un poquito, lo reconozco), o se removía nervioso e incómodo en sus ‘butacas’ buscando con qué protegerse del chaparrón. Solo vi retazos de partido guiado por los gritos de la grada en las ocasiones marradas, y hasta el gol me perdí. En todo caso en ese rato el VCF dominó a un Gent que se vio desbordado por la mayor intensidad y algunas acciones individuales de los locales, que no juego brillante. De hecho la gasolina duró media hora, a partir de ahí el Gent marcó y pasó a dominar el partido.

En la segunda parte, con todo ya empapado, incluidos los aficionados que no conseguimos sitio a cubierto, el rival estuvo buscando el gol de forma meritoria, mientras el VCF se dedicó a contemporizar, bajando la intensidad hasta instalarse en esa extraña desidia que hace que se fallen pases fáciles, todo tipo de controles y hasta despejes. Afortunadamente tuvieron algo del oficio que a menudo echamos de menos, y aun a remolque del Gent se consiguió no perder la cara al partido.

En resumen, partido desigual del VCF en una noche desapacible, pero 3 puntos a la saca, que era lo importante. Y los octavos muy encarrilados.

 

 

La fotografía que ilustra el artículo es propiedad de @valenciacf

En artículos anteriores...

Déjanos un comentario