Otro partido sin sangre, otra derrota más. El postrero gol del Gante deja al VCF al borde del KO. Lim debe mover ficha. Estas son nuestras impresiones.

 st21


Jamacuco

Si viviera en un cuento de hadas y me encontrara una lámpara maravillosa de la que, tras frotarla suavemente, surgiera un genio que me concediera tres deseos, mi elección sería la siguiente:

Nuno vete ya

Nuno vete ya

Nuno vete ya

Dudo mucho que la opinión del 99,9% del valencianismo fuera diferente (no cuento a Marca y As, he dicho opinión del valencianismo, no de lobos disfrazados de abuelita esperando a la caperucita blanquinegra…). Y es que la situación es tan triste, tan indignante, tan patética… que no hay nada que importe más al valencianista de a pie que la destitución de un inepto enchufado que tenemos como entrenador.

Peter Lim, singapurés con raíces chinas, no sé si conoce el mundo de los cuentos tan común en nuestra cultura. Pero debería saber que la mayoría del valencianismo piensa que el único genio que puede salir de la lámpara maravillosa es él mismo, haciendo cumplir los deseos de todo seguidor valencianista, y a los que él, aunque fuera por aproximación e interés pecuniario, debería entender, comprender e incluso apoyar.

Sr. Lim, espero que tome las decisiones adecuadas, empezando por reestablecer la estructura social y deportiva que ha permitido (si no autorizado) destruir, asesorado por un excelente representante de futbolistas pero nefasto director deportivo y gestor de club que sin ningún miramiento ha utilizado a su esbirro Nuno para machacar a los que supone sus enemigos.

Sr. Lim, el valencianismo no esperaba un cuento de hadas sino simplemente la aplicación de la justa mezcla de razón y pasión que se estaba consiguiendo hasta hace unos meses. Espero que la realidad no se convierta en pesadilla, como nos parece cada partido que vemos arrastrarse al equipo (con nuestro escudo) u oímos declaraciones del que ocupa el puesto de entrenador.

El tiempo de Nuno está acabado en Valencia. Y el de Mendes, como director deportivo, debería estarlo también. Usted verá qué hace, si su visión es la de un valencianista o no lo es.

Y vuelvo a acabar con la misma pregunta. ¿Será capaz Peter Lim de tirar una inversión de más de 200M por su amistad con Mendes y Nuno como por ahora lo está haciendo?

 

Toni Calatrava

Viaje a Ninguna Parte, etapa San Petersburgo.

Nada nuevo en el horizonte, el equipo sigue comatoso y las constantes son las mismas que hace una semana, o dos meses. No me repetiré.

Señor Lim, quedan seis meses de temporada, hay que despedir a Nuno con la mayor urgencia posible. No se puede soportar esta situación, quizás en Oriente estén dotados de una paciencia infinita; aquí por desgracia NO. Y su equipo juega en Valencia, no en Singapur.

Estoy totalmente seguro que el bajo rendimiento de los jugadores es una combinación de falta de confianza, desorientación, metodología de entrenamiento incorrecta, mala preparación-análisis de los partidos y motivación deficiente.

NO SON TAN MALOS, es imposible.

 

Lobo

Escribiré esto como si me dirigiera directamente a Peter Lim.

Mire, Sr. Lim. Soy valencianista hasta la médula, y, como otros muchos valencianistas, no puedo más. No soporto ya estos bochornos, estos ridículos, está agonía, esta desesperanza. No aguanto más este fútbol tan insulso, tan inoperante e inocente, tan desorganizado, tan desastroso, tan previsible, tan lamentable. Su VCF da pena. Jugadores mucho mejores de lo que hoy nos parecen se arrastran por el campo a merced de cualquier rival, sea un equipo ruso sin mucho caché, un grande de la Liga española o incluso recién ascendidos a los que deberíamos vapulear. Jugadores que el VCF ha comprado, sobre todo, a su amigo Mendes, a él mismo o por su mediación como representante.

Esto es ya insufrible. Sí, el año pasado todo fue bastante bien, sorprendentemente bien incluso, pero la broma ya no tiene gracia. Los que siempre han intentado que ud. se alejara del VCF van a seguir, cada vez con mayor fuerza, con su cantinela, su batiburrillo habitual, como carroñeros a la vista del cadáver de un animalillo, pero ya contábamos con ello. El problema es que más voces se irán sumando, la de otros muchos que aplaudieron y se alegraron de que ud. llegara a este Club que se desangraba pero se han hartado de que el VCF sea el cortijo de Mendes y su adlátere Nuno, y el saco de las hostias para cualquier equipo, cualquiera.

Todos le tenemos por un tipo inteligente, y debería demostrarlo de una vez. Entiendo que en este momento, sin un organigrama deportivo decente en el Club, Nuno es su único parapeto. Porque detrás de él está ud. y solo ud. aconsejado o ayudado por quien a ud. le da la gana. Lo entiendo, pero, dese cuenta, Nuno ya no es parapeto de nada. Su fracaso es total, palmario y absoluto. Está desbordado, desnortado, rebasado, desquiciado, es completamente incapaz de retomar el pulso no ya del equipo y el vestuario, sino del club mismo. Nuno está condenado por los resultados y la afición, por todos menos por ud., y mantenerlo ya no lo va a servir de nada. Al contrario.

Así que, señor Lim, déjese de memeces, de paciencia oriental o cualquier otro tipo de consideraciones, y tire ya a Nuno, antes que él nos tiré a todos de Mestalla. Tírelo ya y contrate a un entrenador de verdad, junto a una Dirección deportiva de verdad, con voluntad, conocimiento del mercado, medios y capacidad de maniobra. Suelte el lastre de su amigo Mendes y dedíquese a armar a su Valencia CF en vez de a él, porque este equipo nuestro es sobre todo suyo.

Y porque, si no lo hace ya, el próximo al que le cantaremos ‘vete ya’ será ud., mal que nos pese, porque nos pesará. Y entonces todo será mil veces más difícil que ahora. Así que no se amilane, no se esconda, no lo retrase más, actúe de una vez y dote al VCF de los mejores profesionales, no lo regale como un juguete a sus amigos. Porque esto es ya insoportable.

 

Jomi Lavarías

La verdad es que uno ya no sabe qué decir. Es tal el hastío que no apetece ni sentarse a escribir unas líneas sobre el partido que ha perpetrado el Valencia en San Petersburgo. Ahora todos a estar pendientes del resultado entre el Lyon y el Gante, que si nos viene mejor una victoria francesa, que si el empate… ya me da hasta igual como queden. Me da igual si nos clasificamos a octavos o no, si caemos a UEFA o no, me da igual si echan a Nuno, si se queda, si fichamos a este o al otro en el mercado invernal. Ilusión cero.

 

Drakul

Corrían los últimos 20 minutos de partido. Hulk se paraba el balón en la banda. El partido era fácil y el brasileño quería brillar. A él se acerca un desesperado Mina. El valencianista había salido en la segunda parte, así que con el coraje (o inconsciencia) que le da su corta edad, se abalanza rápido a robarle el balón. Hulk lo regatea hasta tres veces. Esta ha sido hoy la imagen fiel del partido. Mina no es interior izquierdo. Es mas, ni es izquierdo, ni es interior. Tampoco tiene experiencia en lides internacionales. Simplemente alguien le mandó al campo de batalla a luchar una guerra para lo que no está capacitado. Y ese alguien es Nuno Espirito Santo.
Yo estoy convencido que tenemos una gran plantilla infrautilizada, en hombres y en posiciones. Me explico; ningún gerente permitiría que un trabajador no utilizara todos los medios que la empresa pone a su disposición a no ser que obtuviese, sin ellos, excelentes resultados . Y no hablo de Negredo, cuya ausencia parece que viene de causas disciplinarias y no seré yo quien le discuta a un entrenador su poder en el vestuario. Hablo de Orban, que el año pasado se destapó como un mas que correcto lateral izquierdo y un central zurdo solvente en una defensa de tres. Hablo de De Paul, al que admiro la disciplina que ha tenido hoy saltando al campo en el minuto 80 pese a verse relegado al banquillo por un chaval que todavía no ha debutado en primera división. Disciplina que mi orgullo me habría impedido tener. Hablo de Mina, de Rodrigo, jugadores que han llegado a Valencia por sus virtudes en un área rival que ahora no pisan. Nuno ha estropeado todo.

Mario Selma

La noche de Gante empecé a calcular las combinaciones de pasar a octavos ante un posible escenario como el que ayer se consumó infaustamente. Lo que me espoleó no fue un mero capricho de cenizo, sino la dinámica fortificada en base a lo que se viene viendo desde agosto. Sí, agosto, cuando era tabú decirlo y te silenciaban, quiero pensar, con argumentos más pasionales que racionales. La próxima ya saben.

Hace semanas decidí dejar de lado, por higiene mental más que nada, la agotadora tarea de analizar el juego del equipo y las posibles causas de su inexplicable apostasía. Con anterioridad llegamos a la conclusión que el barco perdía agua por diferentes frentes; laxitud contagiosa, pérdida cohesión grupo, infructuosa presión, insolidaridad generalizada (apoyos, coberturas y desmarques), debilidad mental jugadores, ausencia pizarra y entrenador desbordado y sin capacidad para imprimir soluciones. Lo dicho, ciclo finito. Porque el equipo se ha convertido en un animal invertebrado que ha dejado de competir, ya solo se arrastra como alma en pena por donde pasa, maculando el escudo y menoscabando la imagen -y marca- del VCF de manera sangrante. Y en esas, al aficionado se le abren las carnes hasta que no se aplique el torniquete esperado. In crescendo.

Desde este momento -en realidad desde hace más tiempo- cada minuto que pase sin que la propiedad actúe con contundencia para intentar revertir esta situación, son granitos que van posándose en la montaña del recelo y la incredulidad. ¿Qué motivo hay para mantener a Nuno enchufado a la máquina? Podrán poner 1000 millones de euros si quieren, pero si deportivamente hay decepción y los de arriba permanecen en estado de inacción, la afición no irá de su mano jamás. Esto es una SAD, y no una SA al uso, y precisamente ese parece ser el máster que está cursando Meriton y los suyos en Valencia. Lástima, siempre nos tocan neófitos en la materia.

En artículos anteriores...

Déjanos un comentario